La República Española

Memoria Republicana
"Porque su lucha es nuestra lucha"

Escuela republicana - Republica española

Escuela republicana - Republica españolaUna de las puntas de lanza en la consolidación de la II Republica española fue la educación.

Hasta el advenimiento de la República la educación pública española estaba enormemente supeditada a los intereses de la escuela privada, en manos mayoritariamente de las órdenes religiosas, en definitiva, como legitimadora del poder y del orden social.

La enseñanza pública se limitaba a la enseñanza de "las cuatro reglas y leer y escribir y para inculcar en los alumnos las ideas de disciplina, jerarquía y autoridad, indispensables para hacerles aceptables su condición de individuos encuadrados en las clases subalternas".

La republica tenia claro que si la sociedad había sido injusta hasta ese momento era debido a una falta de cultura y de conocimientos en general de la mayor parte de la población.

Era necesario que la nueva sociedad que emergiera de la república tuviera sus cimientos en los conocimientos, la cultura, el saber. “El saber os hará libres” era el lema que mejor definía una educación, que basada en los métodos pedagógicos más modernos de la época, métodos como los impulsados por la pedagoga italiana Maria Montessori, tenían al alumno como protagonista de la escuela, la escuela mixta como medida para conseguir la emancipación y la igualdad de la mujer, un sistema educativo laico en el que se priorizaba, por encima de la adquisición de conocimientos, la formación de ciudadanos libres capaces de pensar por ellos mismos.

La República de los Maestros

Escuela republicana - Republica españolaLa República emergía en un estado con unos recursos económicos muy limitados y con un índice de analfabetismo brutal.

Era imprescindible priorizar en que se invertían los escasos recursos económicos del estado, y la república lo tenía claro, la educación era prioritaria.

Había que aumentar el número de escuelas, claramente insuficiente en una sociedad que demográficamente aumentaba. Se proyecto un plan para la creación de 27.151 escuelas en 15 años a razón de 7.000 escuelas el primer año y 5.000 anuales a partir del segundo, estas escuelas se sumarían a las 30.000 existentes hasta el momento.

Una buena educación requería buenos profesionales, razón por la que se creó el Plan Profesional del Magisterio (1931) un plan de formación de profesores muy moderno que venía a sustituir al plan anterior de 1914, un sistema absolutamente obsoleto en que a los aspirantes a profesores no se les exigía ni tan siquiera el bachillerato.

La Nueva Escuela

Escuela republicana - Republica españolaLa escuela se convirtió en centros donde se estimulaba a los alumnos a aprender desde la experimentación.

Había escuelas donde se ensayaban propuestas de autogestión entre el alumnado y colonias que funcionaban como repúblicas con constitución y todo.

Otro eslabón de la renovación pedagógica está en la democratización de le enseñanza y el aumento del número de inspectores dotándoles de una mayor independencia con la garantía de la inamovilidad y la reorientación de su misión para asesorar pedagógicamente a los maestros y eliminar su carácter meramente fiscalizador.

Guerra civil

Escuela republicana - Republica españolaEl sistema educativo de la nueva escuela se mantuvo en la zona republicana, con todas las vicisitudes lógicas del contexto durante la guerra civil.

La llegada del Franquismo acabó, también con este sueño.

El sistema educativo pasó otra vez a regirse según los preceptos de la iglesia. Dónde se decía que los maestros debían ser más “santos que sabios”.

Se promulgó la normativa depuradora de los maestros. Según esta normativa todos los profesores quedaban excluidos del servicio. Eran estos los que debían pedir ser readmitidos en sus cargos y someterse para ellos a un expediente de depuración.

Fueron muchos los maestros que fueron apartados definitivamente de su vocación.

Otros fueron sometidos a un ostracismo brutal, con traslados a zonas apartadas de sus lugares de origen y de sus familias o sometidos a situaciones indignas, que en muchos casos acabaron en el abandono de la profesión e incluso en depresiones y suicidios.

Todo ello sin contar los que por su cargo o ideología fueron asesinados durante y después de la guerra civil.

En definitiva el sueño de una escuela moderna e innovadora que formara ciudadanos libres desapareció bajo el yugo franquista tras una vida breve, pero tan intensa, que dejó una importante huella en los alumnos que tuvieron la oportunidad de conocerla.

Memoria republicana es un proyecto personal y sin animo de lucro en pro de la República española - Contactar Limpieza de sofas